Avisar de contenido inadecuado

EL MILENIO LITERAL

{
}

EL MILENIO LITERAL

DIGRESIÓN 15: LA LITERALIDAD DEL REINO
A menudo los teólogos y mienbros de muchas denominaciones ridiculizan las descripciones literales acerca del reino que se hallan en el Antiguo Testamento. A firman que el lenguaje es figurativo de algún lugar de galardón que no es la tierra, en vista de que este planeta va a ser abrasado.

En respuesta a esto, debe entenderse que una regla fundamental en el estudio de la Biblia es que siempre debemos interpretarla literalmente, a menos que haya una buena razón para imponer una interpretación espíritual. Por ejemplo, el primer versículo del libro del Apocalipsis nos informa que la visión es en gran medida simbólica (Ap. 1:1), lo que debería guiarnos al estudiarlo. Hay también un cierto sentido de acomodamiento y realismo en el uso del lenguaje, que puede indicar si un pasaje ha de leerse simbólicamente o no. De modo que cuando leemos que la tierra temblará como un ebrio (Is. 24:20), es obvio por el lenguaje que se usa que esto se debe leer simbólicamente. En contraste, el lenguaje que se usa para describir el futuro reino es muy fácil de entender literalmente; no hay ninguna sugerencia de que debamos interpretarlo simbólicamente.

Parecería que debido a la incapacidad humana para mostrar suficiente fe para creer que semejante tiempo verdaderamente llegará a la tierra acá, han ideado teorías para refutarlo. Su alternativa de un reino espiritual, o establecido en el cielo, es vaga y carente de datos, por lo tanto hay poco en qué creer, y se exige o se estimula el ejercicio de poca fe. Si en verdad las descripciones de inválidos que son sanados o desiertos que se vuelven fértiles, solo son simbólicos, entonces se debe contestar específica y convincentemente la siguiente pregunta: ‘¿Simbólico de qué?’ Estos pasajes describen al reino de Dios. Si estamos poco seguros de qué es lo que exactamente simbolizan, entonces no conocemos el evangelio (‘buenas nuevas’) acerca del reino, y por lo tanto no podemos esperar tener un lugar en él.

Además, por toda la evidencia presentada hasta ahora, debería ser absolutamente claro que Dios tiene un propósito eterno para con el hombre en esta tierra; él no va a destruir el planeta que prometió a la simiente de Abraham para siempre. Por lo tanto, deberíamos esperar que haya en la Biblia descripciones literales del reino de Dios que ha de venir a la tierra.

Los siguientes pasajes confirman esto:

- "El es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó" (Is. 45:18). La creación de la tierra habrá sido en vano si Dios la destruye; pero, en contraste, el propósito de Dios es habitarla con seres inmortales.

- "La tierra siempre permanece" (Ec.1:4).*

- "Los hizo ser [a los elementos del sistema solar] eternamente y para siempre; les puso ley que no será quebrantada" (Sal. 148:6).

La duración del Milenio por 1.000 años, según se consigna en Apoc. 20:4, también debería aceptarse literalmente. Significativamente, al Milenio se le describe en Hebreos 4:4-9 como un día de reposo. Para Dios "un día es como mil años" (2 Pedro 3:8). Después de seis ‘días’ de mil años en el propósito de Dios para con la tierra, vendrá ‘el día’ de reposo o Milenio.

Conforme a la fecha bíblica de la creación, 6.000 años (es decir, 6 ‘días’) desde la creación nos lleva a 2.000 años de nuestra era (es decir, la creación ocurrió al rededor de 4.000 años antes de J.C.). Esto puede significar que el comienzo del Milenio podría ser alrededor del año 2.000 de nuestra era. Para todos nosotros, el tiempo es limitado. Enfrentados con la perpectiva del pronto regreso de Cristo, necesitamos usar cada posible momento nuestro en esta breve vida para prepararnos para su venida.http://www.biblebasicsonline.com/spanish/05/D15.html

{
}
{
}

Deja tu comentario EL MILENIO LITERAL

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre